Los inviernos obscuros parecen quedar en el pasado y el  invierno 2011 adopta la tendencia colorida que  solemos tener durante la primavera -verano. Si bien los tonos invernales usuales con gamas de grises, negros y café aún son un básico en los retails para un mercado masivo, quienes arriesgan y apuestan por tendencias han tomado el estandarte del color. Desde publicaciones hasta diseñadores integran colores vibrantes en sus propuestas de invierno de una forma atrevida. Será el fin de los inviernos grises?... o solo tendrán que compartir protagonismo con el color…